CCTV Cloud

CCTV CloudEl CCTV en sí como todos bien sabemos es desde sus inicios un sistema cerrado y centralizado. Debido a la tecnología utilizada en sus inicios, cables coaxiales que conectaban las cámaras a una matriz, monitor o video, no permitían la conexión en remoto. Con las nuevas tecnologías desarrolladas en conectividad y mejora en algoritmos de transmisión de imagen, se puede indicar que fue el factor que ha revolucionado el CCTV.

Cuando nos referimos a un Circuito Cerrado de Televisión en la etapa analógica era cuando todas las cámaras de un edificio o negocio estaban conectadas a la misma matriz y esta duplicaba señal a un vídeo analógico o a un grabador digital dentro de una LAN sin salida a internet. Actualmente al ser la gran mayoría de las cámaras de nueva instalación  IP, permite que las cámaras estén ubicadas en  sitios diferentes al grabador o transmisor digital y sean gestionadas todas ellas con uno de ellos. Esto implica que todas las imágenes de un negocio que tenga instaladas cámaras ip en cada una de sus tiendas estén siendo transmitidas por internet, por lo tanto el término Cerrado y Centralizado no es correcto, ya que estamos ante un nuevo tipo de arquitectura de seguridad descentralizada y abierta.

Este breve inciso de sistemas centralizados o descentralizados ha sido necesario para hablar del siguiente paso en el CCTV.  Una vez que ya se ha conseguido que los sistemas estén descentralizados, ahora hay que subirse a la “OLA” del Cloud o la nube en castellano. Que es el CLOUD, muy sencillo es un espacio de Disco Duro, de un servidor ubicado en algún lugar, que nos permite utilizarlo para unos fines concretos a nuestras necesidades, por ejemplo sistemas operativos en la nube, tu disco duro en la nube y así un sinfín de aplicaciones basadas en la nube.

Si los sistemas de Seguridad que tenemos actualmente, podíamos conectarnos a través de un grabador digital, un transmisor digital o incluso directamente a la cámara para visualizar las imágenes o grabaciones, ahora ni siquiera hará falta comprar un o alquilar un grabador digital ni transmisor, lo que habrá que alquilar será un espacio en la nube, para poder visualizar nuestras cámaras en directo o las grabaciones. Por lo tanto podemos decir que ya ha llegado el CCTV Cloud, empresas como ivideon ya están ofertando estos servicios.

 

ivideon

 

Y la pregunta que nos hacemos todos, cuales son las ventajas de contratar CCTV Cloud en vez de disponer un grabador propio. Pues la respuesta es bien sencilla, la infraestructura que disponen las empresas que ofrecen estos servicios son muy potentes, ya que al tener todos sus sistemas virtualizados permite tener una garantía de funcionamiento casi 100%, ya que dispone de servidores redundantes, backups de disco duro, backups de conexión a internet, etc. Para poder tener estos servicios en tu instalación el coste y el mantenimiento de los mismos sería demasiado alto.

En su contra veo unos factores como puede ser la calidad de la imagen, el retraso de las imágenes por internet y que en caso de una caída de la red no se pueda visionar ninguna cámara ni tampoco las grabaciones, aunque este posible fallo también esta presente en los sistemas actuales.

Esta opción de CCTV Cloud creo que está indicado para pequeñas-medianas empresas, que dispongan de varios locales, o tengan un local con varias cámaras, de esta manera poder gestionarlas con un servicio de calidad y un coste bastante barato. Mientras que para grandes instalaciones o instalaciones de seguridad que necesiten tener el tiempo real en los monitores no es una opción viable.